Mutación Constante

El RUIDO es el Mensaje 2018

En los comienzos estaba la nada, la nada misma, el desencanto, la abulia.
En los comienzos.

El cansancio y el inconformismo son fuerzas interesantes para los espíritus inquietos, nunca dejan de moverse, nunca dejan de estar cómodos, nunca encuentran sosiego para su intrincada curiosidad no domada. Nunca cesan.
Lo bueno del desencanto es que te da mas fuerza, mas ganas de seguir adelante, tu cuerpo se convierte en una maquina que no cesa de crecer en curiosidad. El cuerpo muta junto con tu cabeza.

La imagen sonora es un concepto relacionado con la percepción. Se trata de la imagen mental subjetiva que a cada persona le sobreviene ante un éstímulo sonoro. El término imagen sonora o imagen acústica lo acuñó el lingüista suizo Ferdinand de Saussure en su obra Memoria sobre el sistema primitivo de las vocales indoeuropeas de 1878.

También el teórico Herbert Marshall McLuhan, en su Teoría de la percepción, afirma que la imagen sonora necesita ser fortalecida por otros sentidos. No porque la imagen sonora sea débil, sino porque la percepción humana tiene gran dependencia de la percepción visual y el sentido del oído necesita que la vista confirme lo que ha percibido. Por consiguiente, la imagen sonora es tanto sonora como visual. Un ejemplo: una persona escucha en el salón de su casa un CD con un fragmento de Carmina Burana y, en su cabeza, evoca imágenes y sonidos que lo retrotraen a un contexto de batallas medievales, caballeros, damas, sangre, etc.

El RUIDO es el Mensaje es Ludo-Experimentación Sonora, Radioarte, Periodismo Contemporáneo. Éstas etiquetas funcionan a modo de corsét, porque sería encasillarse, limitarse. Aquí tenemos como objetivo retomar los lenguajes de la radio, Voz, Palabra, Música, Efectos Sonoros, Silencio.

Como Producción Radial Contemporánea, destinada a explorar el lenguaje sonoro de manera ludo-experimental, hacerlo desde la interdisciplina, donde los géneros se cruzan/mixturan para formar un collage que tiene como formato emisor, la radio y como destinatario, los sentidos sensoriales de cada oyente/espectador.

Las inquietudes y curiosidades que ofrece el campo sonoro en relación con el juego, con la vivencia y con la experimentación, tienen como objetivo ofrecer radio con otros usos de su lenguaje.
Buscamos hacer radio que nos sorprenda, que nos transgreda, que nos rompa y atraviese. Que vuele fuera de los límites convencionales y no tan convencionales, que nos aporte al enriquecimiento de quien la consume, pero por sobre todo, nos maraville a nosotros, quienes la hacemos.

Hacemos ruido, porque nos gusta el RUIDO, es el grito primario del sujeto recién nacido, son los aullidos de la comunicación, comunicarnos a través del RUIDO, entre el RUIDO, por sobre el RUIDO.

Cada vez que la comunicación no cumple el rol hegemónico, se dice que hace RUIDO, nosotros creemos que ese paradigma mutó, cambió, evolucionó. El RUIDO puede no ser molesto, el RUIDO es una concepción cultural, el RUIDO, es el Mensaje.