Un Montón de Huesos

Mariano Rodríguez: Huesos Secos
ARTISTA:Mariano Rodríguez
WEB:Bandcamp
OBRA:Huesos Secos
PLUS:No
FORMATO:Digital
SELLO:Carbonoproyecto
RELEASE:Enero, 2020
PAÍS:Argentina

¿Qué es HUESOS SECOS? ¿Por qué motivo un disco puede llamarse de esa manera?

Mariano Rodríguez es el autor de tamaño nombre, ilustrador y diseñador gráfico con una aparente pasión por la tipografía y ciertas estéticas por el trazo fino y los ribetes, típicas en los cultores de determinadas artes estéticas como el diseño gráfico.

  • Huesos Secos es un disco, a mi me gusta llamarlo un disco de Góspel, instrumental digamos. A pesar que el góspel es una música mayormente cantada, si bien existe una tradición instrumental a partir de la década del ‘50, que es lo que se llamó Sacred Steel Guitar. Es música tocada con lap steel o pedal steel, música instrumental, devocional, música de alabanza instrumental. Pero la mayoría de las veces el góspel es cantado, pero bueno, yo hago música instrumental. No canto. Es un disco “góspel instrumental” si se quiere.

Un abordaje del genero muy poco ortodoxo, que se acerca mas con las intenciones que con las formas tradicionales de éste tipo de música en sí, donde Rodríguez no trató de “recrear” un estilo, salió a inspirarse en él.

Es un trabajo en el que por primera vez, según nos comenta, graba con guitarra acústica de doce cuerdas, la gran mayoría de las veces grababa con guitarras de seis cuerdas, con Dobro, mandolina, banjo, otros instrumentos de cuerda pulsada, pero no con guitarra acústica de doce cuerdas, y es el primer disco en el que toca Weissenborn que es un tipo de lap steel acústico de origen hawaiiano, lo que conecta con la sacred steel guitar, que es música hecha con lap Steel, pero eléctrico y este es un lap steel acoustic.

  • Básicamente es un disco de “Góspel instrumental no ortodoxo”, una aproximación personal y más experimental a la música devocional o la música de alabanzas. Como decía, hay muchas piezas grabadas con guitarra acústica de doce cuerdas y eso también tiene una relación con el Gospel. La guitarra acústica de doce cuerdas es una guitarra muy coral, mucho más “polifónica” que la guitarra de seis, las cuerdas al estar afinadas al unísono, pero en octavas, generan como un efecto parecido a lo que en la guitarra eléctrica es el “chorus”, es cosa de coro, entonces tiene una reminiscencia, una voz muy coral. Por ejemplo, Reverend Blind Gary Davis que era un solista de blues y de góspel usaba mucho la guitarra de doce cuerdas por lo que también lo linkea la disco con el góspel.

Quizás los que están más acostumbrados a las grandes orquestas o a lo superficial del genero góspel tienen esa fastuosa idea de las muchas voces al unísono, en una iglesia bautista llena de morenas de todos los tamaños, edades y dimensiones entonando el “Oh Happy Day!” de Edwin Hawkins o recuerdan la imponente figura de Aretha Franklin pidiendo Respeto junto a Ray Charles en The Blues Brothers (1980, John Landis), pues no, el universo no culmina en la General Paz, existen interpretaciones y reinterpretaciones de los géneros, y en este álbum, Mariano Rodríguez puso todo su amor y pasión por este estilo en sus manos.

  • Sobre el proceso de composición y grabación de Huesos Secos, en cuanto a la grabación fue muy corto. Es la primera vez que grabo un disco en una semana y lo mezclo en otra. Siempre grabo en procesos largos, son dos, tres, cuatro meses de estar grabando. Si bien grabo en el estudio de mi casa, me tomó mucho tiempo para grabar y soy muy meticuloso en el proceso de grabación. Esta vez no, esta vez grabé todo en menos de una semana, creo que empecé a grabar un jueves y el domingo ya lo había terminado, hice una “pre mezcla” y durante la semana la escuche y después la acomode un poco más y listo, ya estaba. Habrán sido entre siete u ocho días de trabajo en total, entre grabación y mezcla.
    Los temas estaban casi compuestos desde antes, eran temas que tenía dando vuelta en la cabeza y que venía tocando.
    Hacía cuatro años que no grababa un disco entero, venía participando en compilados como el homenaje a Robbie Basho, en el homenaje a  Jack Rose que lo grabe más o menos en la misma época que el disco.
    Pero eran temas, ideas musicales que ya tenía, en realidad me cuesta un poco hablar de temas porque yo lo que hago básicamente es desarrollar una idea muy sencilla, una idea melódica muy sencilla y armónicamente también muy sencilla y aprovecharla como excusa para improvisar e ir haciendo variaciones sobre esa idea, digamos, o sea no tiene el formato con partes, introducción… no tienen formato, no hay un formato establecido. Nunca toco igual un “tema”, tiene que ver con el estado de ánimo, con el ambiente que se genera si estoy tocando en vivo con gente en ese momento.
    Pero si, fue un proceso rápido y a diferencia de otros discos fue grabado al final de la primavera, siempre grabo en finales de otoño, principios del  invierno. Siempre grabo en las estaciones más frías. Este disco lo grabe en la primavera, a diferencia de otros.

Y es notable el cambio, hay discos, hay géneros, hay instrumentos que piden su escucha con determinados ambientes, climas y espacios. Predisponerse para el acto de ESCUCHAR. Es lo que ocurre con HUESOS SECOS, un disco criollo, con aire surero, inspirado en un género de clima húmedo a la vera de un río. Este disco amerita su propio espacio acústico acompañado de algo bien caliente y quizás a media luz para dejar que las cuerdas te invadan por 40 minutos y te hagan recorrer con toda su inmensidad sonora por la pradera de Bariloche.

  • El motor que desencadenó la historia de grabar este disco en realidad fue Fabián Racca de Carbono Proyecto Records que es el sello por el que salió editado el disco.
    Fabián me venía diciendo desde hacía varios años “Che grabáte un disco para el sello, dale” y siempre terminaba  haciendo colaboraciones con CPR pero desde el lado de la gráfica, soy diseñador gráfico e ilustrador así que siempre terminaba involucrándome en la parte, digamos, visual, de la comunicación visual de los discos del sello y nunca produciendo material para el sello en sí mismo. Así que un poco el que impulsó esto fue Fabián, y bueno, íbamos intercambiando los tracks que se iban grabando y las liners notes de Fabián son como muy dedicadas, digamos, le puso mucho empeño al trabajo de escribir de cada uno de los temas, y de cómo había sido el proceso de grabación… y el porqué de cada uno de los temas… y a que remitía cada uno de los temas…
    Bueno, todo eso es un laburo impecable que hizo Fabián y que está en la página de CPR , las liners notes de Fabián creo que son una especie de “escucha guiada”.
    Así que el motor de este disco fue Fabián.

Cada escucha es única, es un lema de nuestro amigo Fabián Racca, se extiende a este álbum, también es único el trabajo y su método, el de cada artista que deja su impronta en su obra haciéndola importante, con Huesos Secos, Mariano Rodríguez tomó como lección aprendida el tema de relajar con los procesos de grabación y mezcla de no ser tan riguroso en eso y disfrutar más de el momento de grabar.

  • Siempre me enfrascaba mucho en buscar la perfección en el sonido, en la ejecución y al final terminaba siendo algo muy tortuoso y estaba meses grabando. Con este como lo grabe rápido creo que voy a seguir trabajando de esa manera digamos, más impetuosamente, con más ímpetu, con más fibra y más corazón y no tanto cerebro. Creo que es eso lo que me enseñó este disco.
Si gustan, pueden escuchar el podcast con la reseña aquí