Ok, Aquí hay Algo…

Lucrecia Dalt | No Era Solida
ARTISTA:Lucrecia Dalt
WEB: lucreciadalt.tumblr.com
OBRA:No Era Sólida
PLUS: Vinyl / CD
FORMATO:Digital
SELLO: Bandcamp
RELEASE: Septiembre / 2020
PAÍS: Alemania, Francia, USA

Hace un tiempo me recomendaron explorar la obra de Lucrecia Dalt, casi toda su obra está online y puede adquirirse a través de su bandcamp, así que allí fuimos y nos sumergimos con nuestro nauthilus (así llamo a mi querido Foobar2000).

Lucrecia Dalt, colombiana, específicamente de Pereira. Lleva los últimos años residiendo en Berlín, Alemania y se dedica a la música, composición, performance…
dato curioso, viene de las ciencias exactas, precisamente, de la Ingeniería civil y trabajó dos años en una empresa de geotecnia. Luego de aquella experiencia, se decantó por dedicarse a la música. Está en ello desde los últimos 15 años. 

Mientras trabajaba como ingeniera, Lucrecia comenzó a experimentar con sonidos, ahí fueron sus primeros ejercicios, que surgen a partir de la insistencia de un colectivo de música en Medellín, de amigos que estaban lanzando un netlabel y que publicaban online.  Había toda una pequeña comunidad de músicos en la que encontraba mucha afinidad.  

Siempre surgen imprevistos que están por fuera del cálculo, mientras estudiaba ingeniería civil y tenía como una gran pasión alrededor de su carrera, el lado musical que siempre había sido hasta ese momento un “hobby” siempre estuvo muy presente en su familia.  Ella define como “muy intenso” su interés personal por la música. Fue así, que a partir del  vínculo con el colectivo, de conocer a otros en el ambiente, de colegas que estaban  produciendo sus propios proyectos utilizando sus computadores, fue que se comenzó a interesar y en esos comienzos, era la dorada “era” del MySpace. En ese principio, le dio valor un mensaje que recibió de la legendaria Gudrun Gut. En ese entonces, Lucrecia contaba con apenas 25 años, meditó la tentadora oferta que ella misma se hizo de pausar su carrera de ingeniera por un tiempo para probar pues intuitivamente lo que sentía era que la música podía atraerla pero igual si quería volver a su lugar de ingeniera en unos años podría hacerlo.  Pero la verdad es que no, nunca más volvió y ese fue su cambio radical, su salto al vacío en el abismo de la música, “fue como de un día para otro, dejé mi trabajo y dije voy a empezar a hacer música”. Comenta Lucrecia. Y agrega que desde entonces todo ha sido un proceso largo, de muchos ensayos de informarse y de estudiar y probar sola, y de recibir el apoyo y ayuda de colegas y amigos, pero “muy de escuela solitaria, de construir carrera pues a partir de ponerte  pequeñas metas cada vez”.

Si gustan, pueden escuchar el podcast con la reseña aquí