Ivonne van Cleef: Forajido por Contrato

Ivonne van Cleef | The Rustler (El Cuatrero)Ivonne van Cleef | The Rustler (El Cuatrero)
ARTISTA: Ivonne van Cleef
WEB: Bandcamp
OBRA: The Rustler (El Cuatrero)
PLUS: CDr Limited Edition (15 copias) numeradas, artesanales.
FORMATO: Digital
SELLO: The Eagle Stone Collective
RELEASE: Mayo, 2020
PAÍS: Argentina


El nombre es un homenaje. El hombre, es un homenaje. Ivonne van Cleef es el pseudónimo o nombre del proyecto artístico de santafecino, más precisamente, de Esperanza, la primera colonia agrícola argentina. Un eslogan que a todo esperancino le gusta repetir con mucho orgullo, aunque algunos historiadores lleguen a ponerlo en duda.

CUATRERO

Hace unos años que vengo trabajando con el sello francés The Eagle Stone Collective. Este año cumple 5 años y para festejar, van a editar un disco especial. Para ese disco, Caleb el director del sello, me pidio si podia enviarle unas capas de sonidos, a partir de las cuales él iba a componer música. Le envío las capas y me devuelve dos canciones por pistas para que yo las remezcle o reversione, que elija una de esas dos y también haga otra mezcla. Bueno, hice las mezclas, se la devuelvo y me dice si podía hacerle un par de covers, de versiones de sus propias canciones. El desafío ya estaba planteado y al final hice tantas versiones que salió un disco. Le presente todas las canciones que había hecho y él me propuso que con eso hagamos saquemos un disco y otra cosa para el especial del cumpleaños. Así más o menos nació El Cuatrero,  por eso el nombre, porque las ideas son casi robadas, ideas de él que reinterpreté, reversioné, volví a grabar y así quedó.

Ivonne van Cleef | The Rustler (El Cuatrero)

FORAJIDO

La primera labor diferente a todas las otras cosas que venía haciendo, fue que, de toda la discografía del sello, tener que seleccionar las canciones que iba a versionar, eso ya me llevó bastante trabajo porque era escuchar mucho y a la vez era elegir con qué estaba cómodo y lo que yo pudiera hacer con mis herramientas, que no son las mismas que trabajar con una computadora, debía poder hacer que suenen esas canciones con mis instrumentos. El proceso de selección fue bastante complejo, elegí unas 10 canciones, de las cuales terminé haciendo 6.

Eso me permitió a mi de alguna manera redescubrir el proceso de composición, de grabación. Al reversionar tuve que encarar de otra manera, usar otras afinaciones pensar en el uso de las herramientas que siempre utilizo y usarlas de otro modo. Fue un proceso bastante valioso para mi. Si me hubieses preguntado hace 10 años si quería hacer covers, te hubiera dicho que no, pero fue una libertad absoluta, esta es la idea, la escuchas unas veces y luego vas a grabar lo que te sale. Aprendí mucho, estoy muy agradecido y fue muy aceptado el producto final, por lo cual me pidieron un volumen dos, este sería el futuro de esta obra.

Ivonne van Cleef | The Rustler (El Cuatrero)

BANDOLERO

En principio el desencadenante de este proyecto, fue el disco especial para la edición de los 5 años del sello que quedó en otro proyecto. A partir de eso también, nos pusimos a colaborar con un nuevo disco donde esta vez trabajamos tres, Caleb y T.G. Olson desde USA, un músico interesante que toca Steel Guitar y yo desde aquí, donde sacamos un LP de 40 y algo de minutos. La verdad que me gusta mucho. Fue un desafío porque somos muchos músicos metiendo muchas cosas. Un disco cargado que logró expresar los tres sonidos, los músicos que participan están claramente representados. Por lo menos yo lo siento así.
El proceso nace con una cosa y deriva en otra y nunca se sabe. Actualmente estamos trabajando en algo más minimalista, volví a tocar el bajo de dos cuerdas de Mark Sandman que me hice. Solo va a contener mi aporte de ese bajo y ya T.G. Olson comenzó a enviar tracks para hacer un nuevo disco, tengo mucho material para trabajar. Así es como se da el proceso de composición, grabación y ejecución del proyecto.

Ivonne van Cleef | The Rustler (El Cuatrero)

BANDIDO

Tengo que convivir con un trabajo de oficinista y ser padre de familia, en principio me levanto muy temprano para grabar, 5 am y tengo dos horas para grabar los fines de semana o algún día de semana, ahora que estamos en la nueva normalidad COVID-19. Creo que con el tiempo eso de estar a la mañana grabando bien temprano es diferente a todo. Ya me acostumbré y lo disfruto mucho. Creo que me da una mirada diferente, no sé aún porqué, pero la mañana el amanecer tiene su energía.

Todo el tiempo estoy buscando el sonido, los pienso pero cuando los toco no son iguales, pero se van resignificando, siempre buscando que sean agradables o que sean funcionales a la idea que estoy tratando de expresar en el track.

Hay características que me distinguen, que tienen que ver con usar field recording, cassettes, y el sonido en sí mismo ya tiene una naturalidad o una característica que tiene que ver con conocer el instrumento, la batería, es una batería que se tocó y se grabó con un micrófono de ambiente, el contrabajo igual y el sintetizador lo mismo. Al grabar en portastudio no podes editarlo con software, no podés reprocesar, reamplificar, ecualizar si, pero muy poco. Entonces el sonido es natural, es el sonido del instrumento, y la suma de instrumentos le da una característica particular. Intenté hacer la misma canción y grabarla en un estudio, talvez suena mejor pero no igual, pierde mucho de su característica y mucho de lo que yo aprecio. En un momento decidí que el Estudio (de grabación) no será el camino para este proyecto, así que la búsqueda del sonido va por ese lado, utilizar las herramientas disponibles y los instrumentos que tengo y expresar la idea
y así se forma el sonido.

Si gustan, pueden escuchar el podcast con la reseña aquí